Desafío Yuken

Nuestro nombre tiene sus orígenes en la lengua Ona, y significa “recorrer el camino y definir el andar” en el viaje de descubrimiento que de manera cotidiana hacían los Selk´nam. Este pueblo originario chileno-argentino, estaba constituido por cazadores y recolectores nómades y habitaban uno de los territorios más hostiles del mundo: Tierra del Fuego, en el sur de la Patagonia. Su estilo de vida era de un viaje liviano y constante, dividiendo las tareas, confiando el uno en el otro y siendo flexibles a los cambios, riesgos e incertidumbre de la región. Su estructura social era horizontal, de pequeños grupos, donde el liderazgo cambiaba entre sus miembros.

Su cosmovisión nos inspira, y por eso elegimos de su lenguaje esta palabra tan significativa. Para nosotros, Yuken representa la naturaleza subyacente del descubrimiento del viaje de riesgo e incertidumbre de un equipo de innovación y desarrollo de proyectos, que va desde la identificación y solución de un desafío, al siguiente diseño. Creemos que todos pueden tener un rol en diseño e innovación, pero hay que trabajar para descubrirlo.

Lo que nos moviliza

En Yuken, creemos fielmente que la innovación se debe, se puede y se aprende. Esa es nuestra premisa y además nuestro deber en cada proyecto que impulsamos. Habilitar la innovación y aprendizaje desde el diseño para re-inventar un mundo donde las personas, empresas e instituciones sean capaces de generar cambios, de empatizar, entender y resolver correctamente las necesidades del entorno y las necesidades de una sociedad que busca respuestas y acción.

Nos mueve formar agentes de cambio y generar impacto a nivel mundial.

    • taller innovación
    • síntesis post-its
    • prototipado littlebits
    • expo COSORIO
    • protocolo indagación
    • rúbrica competencias littlebits

En Yuken vemos la innovación como un medio para generar impacto y transformación.

¿Cómo aprender a innovar?

No existe actividad de alto riesgo, ambigüedad e incertidumbre que sea fácil, e innovar no es la excepción. Entonces ¿Cómo aprender a innovar desde el diseño? ¿Cómo llegar a innovar de manera consistente y predecible? Responder bien a estas preguntas necesita de un equipo competente en torno a gestión de procesos, métodos y herramientas que promuevan el desarrollo de soluciones ágiles y de impacto real en implementación, pero además con manejo de sus limitaciones cognitivas y emocionales. Hablemos.

La capacidad de innovar como activo intangible

Para innovar debemos considerar un proyecto de innovación como un camino de aprendizaje y descubrimiento respecto a tres preguntas: (i) ¿cuál es el verdadero problema que debemos resolver? (ii) ¿cuál es la mejor solución para resolver ese problema oculto?, y (iii) ¿cuál es la mejor manera de implementar esa solución de manera que sea sostenible en el tiempo? Te invitamos a co-crear el mundo en el que queremos vivir.